Portada ›› Vela ›› Copa América ›› Tercera jornada de Copa América. Empate a 3 victorias. Todo sigue igual

Tercera jornada de Copa América. Empate a 3 victorias. Todo sigue igual

Tercera jornada de Copa América. Empate a 3 victorias. Todo sigue igual

Se repite el guión, la jornada 3 de la America’s Cup vuelve a no definir ventaja. Emirates Team New Zealand y Luna Rossa Prada Pirelli se reparten las tiradas 3-3.
Las pruebas de hoy han sido una copia de las jornadas anteriores, las largadas han sido cruciales y han jugado un papel importante en el resultado final. Un viento ligero hizo que mantenerse en foils fuera una prioridad.

A diferencia de anteriores Copa de las 100 guineas, estos voladores y ligeros AC75 solo necesitan una pequeña ventana para ofrecer una regata emocionante navegando con una velocidad media de 30 nudos alcanzada con menos de 10 nudos de viento.

En las inmediaciones y límites del campo de regata otra escena espectacular, más de 1500 barcos de espectadores se alinearon disfrutando y jaleando a sus equipos. Mañana a las 4:15 hora local partiida comienza de nuevo.

Match 5 - Luna Rossa Prada Pirelli venció al Emirates Team New Zealand
Inicio: 1615
Babor: NZL
Estribor: ITA
Campo: A
Eje: 019
Longitud: 1,6 nm
Corriente: 0.4 nudos @ 194
Viento 8-9 nudos
Ganador: Luna Rossa Prada Pirelli 0:18

En los minutos antes de que comenzara la presalida la velocidad promedio del viento de 7-8 nudos, justo por encima del promedio mínimo de 6.5 nudos requerido.

En estas condiciones, la expectativa hasta ahora ha sido que esto favorecería a los italianos con los kiwis menos cómodos en vientos ligeros.
La quinta carrera comenzó con solo 8 nudos de viento.
En la pre-salida, luego de su marcha hacia el lado derecho de la zona, ambos barcos se encontraron en su regreso a la línea de salida. Esto significaba reducir la velocidad, pero era un movimiento arriesgado con la amenaza de caerse de los foils. No había otras opciones y, cuando ambos barcos se asentaron en el agua, Emirates Team New Zealand se encontraba en una posición más complicada y tenía más que perder.

Cuando el Luna Rossa volvió a ponerse en marcha y se abrió camino hacia la línea de salida, los kiwis se quedaron atascados, luchando por volver a los foils y navegando en un ángulo profundo lejos de la línea para hacerlo.
El resultado neto fue que mientras los italianos hicieron un comienzo limpio a tiempo, los kiwis estaban luchando y se vieron obligados a virar hacia la línea.
Finalmente, el equipo de Nueva Zelanda se subió a sus foils, pero sus rivales los habían dejado atrás, y tenían la libertad de dirigirse al lado izquierdo del campo, donde había una brisa más fuerte.
Apenas habían transcurrido unos minutos la ventaja italiana era de 250 m.
Mientras ambos barcos avanzaban en la ceñida, los kiwis parecían estar reduciendo diferencias.

Cuando el Luna Rossa Prada Pirelli se acercó a la Puerta 1, el liderazgo no fue suficiente, ya que Spithill y Bruni discutieron sus tácticas para la virada de la primera baliza.
"No quiero trasluchar demasiado pronto porque quiero darle potencia en la parte superior", dijo Bruni en referencia a su capacidad para aumentar los problemas de Kiwi al darles aire turbulento cuando los adelantaron en su navegar hacia la etapa 2. .

Los italianos habían virado 32 segundos por delante. En la puerta inferior, la diferencia era exactamente la misma, ya que ambosr eligieron marcas opuestas. Al menos, esto parecía sugerir que las velocidades entre los dos barcos se mantuvieron prácticamente iguales y la distancia entre ellos en esta largada fue el resultado de un error no forzado en la salida.

En la segunda puerta de barlovento, los italianos seguían a la cabeza, pero el Emirates Team New Zealand había logrado restar 10 segundos. Los defensores todavía estaban pagando el precio por un mal comienzo, pero claramente tenían una máquina rápida en ceñida cuando pudieron navegar su propio rumbo en el aire limpio.

En la puerta superior por tercera y última vez, los kiwis volvieron a restar segundos surgiendo la gran pregunta de una posible remontada... sería una gran pregunta.
Y, de hecho, así resultó cuando el Luna Rossa Prada Pirelli cruzó la meta con 18 segundos de ventaja para llevarse su tercera victoria en la 36ª Copa América.

Match 6
Inicio: 1715
Babor ITA
Estribor: NZL
Campo: A
Eje: 015
Longitud: 1,61 nm
Corriente: 0,5 nudos a 193
Viento 8-9 nudos del 010º
Ganador: Emirates Team New Zealand 1:41

Para la tirada 6, segunda de la jornada, la brisa había permanecido prácticamente igual, pero la presión sobre los defensores había aumentado significativamente.

Cuando el Luna Rossa Prada, Pirelli llegó al área, Emirates Team New Zealand estaba ansioso por ponerse detrás de ellos rápidamente y trasluchó para entrar en la persecución.
Ambos barcos se dirigieron hacia el límite de la derecha, el Luna Rossa trasluchó mientras los Kiwis viraron. La trasluchada italiana no fue buena, ya que lucharon por atravesar una racha ligera y recuperar la velocidad después de la trasluchada.

Mientras tanto, el Emirates Team New Zealand tuvo buena velocidad al alejarse de su posición alta en la esquina derecha en la zona previa a la salida.
A medida que contaban los segundos finales, los roles se habían invertido desde la primera prueba con los defensores navegando 10 nudos más rápido mientras cruzaban la línea de salida y sus rivales luchaban por mantener el ritmo.
A primera vista, Peter Burling había perfeccionado su comienzo, mientras que Jimmy Spithill parecía haberse equivocado. Sin embargo, había otro problema potencial en juego, el viento.
Si bien se alcanzó la velocidad mínima promedio, el viento se estaba volviendo más irregular. Ahora era más fácil quedar atrapado.

En la puerta 1, el Emirates Team New Zealand iba 51 segundos por delante, una distancia física de unos 800 m, una gran ventaja para la primera mitad del primer bastón.
En la puerta 2, poco había cambiado, excepto que la ventaja de Kiwi había aumentado a 1 minuto y 7 segundos. Al final de la segunda vuelta, más de lo mismo en 1 min 13 segundos.
En la puerta superior, por última vez, los kiwis iban 1400 m por delante. En la siguiente puerta 1 min 41 segundos por delante.

"Esa fue una buena", dijo el controlador de vuelo del Emirates Team New Zealand, Blair Tuke. "Una buena manera de terminar otro día apretado".
"Nos quedamos atrapados en un pozo antes de la salida y no pudimos llegar a la línea", dijo el co-timonel de Luna Rossa Prada Pirelli, "después de eso no hubo opciones".

Conclusión, tres días de pruebas y tres victorias cada uno, un resultado extraordinario que pocos o ninguno habían predicho. La 36ª America’s Cup no podría estar más emocionante.