Portada ›› Piragüismo ›› Más-Piragua ›› Juan Carlos Fuentes, cuatro años más al frente del piragüismo balear

Juan Carlos Fuentes, cuatro años más al frente del piragüismo balear

El menorquín ha sido reelegido presidente por abrumadora mayoría y destaca "el crecimiento en licencias" de la federación

La Federación Balear de Piragüismo concluye las elecciones para dirigir el piragüismo de las islas en el ciclo olímpico que acabará en 2024 con los Juegos Olímpicos de París. Un ciclo atípico que incluirá el próximo año los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio, aplazados por la pandemia. El menorquín Juan Carlos Fuentes ha sido reelegido por abrumadora mayoría, revalidando su apoyo para su segundo mandato.

¿Qué tal ha ido el proceso electoral?

Han sido unas elecciones sin grandes problemas. El respaldo que hemos encontrado de los clubes baleares ha sido prácticamente total. No ha habido más candidaturas a presidente, lo que entiendo es un indicador del apoyo unánime a la gestión del último ciclo.

¿Cómo está viviendo su federación la situación sanitaria actual?

Realmente, para lo atípico del año, no ha sido demasiado complicado. Hemos adaptado nuestro deporte a la situación sanitaria, siendo ejemplares en primer lugar durante el confinamiento, ya que fuimos de las pocas federaciones, que continuó en activo, poniendo en marcha una serie de competiciones en casa, y concursos de preguntas online con premios a los participantes, con lo cual conseguimos mantener el vínculo con nuestros deportistas y la motivación que la pandemia les estaba truncando, haciéndoles sentir que no estaban solos en esto, tanto a ellos como a los clubes, a los que hemos mantenido informados de los cambios de normativas continuos que vivimos. Una vez que ya comenzamos la actividad normal, fuimos ejemplares también en respeto de normas y protocolos específicos que nos han permitido crecer por la seguridad que aportamos a nuestros practicantes. Además ha crecido la demanda en los cursos de este año.

¿Qué ha mejorado en el piragüismo balear en los últimos cuatro años?

Hemos crecido en capacidad. Aumentamos las licencias de competición y la práctica recreativa, pero hemos conseguido también que sea más inclusivo con varios programas que integran a personas con alguna discapacidad. Hemos mejorado la solvencia económica y ampliado la capacidad de llegar a más gente con mejora de infraestructuras en la pista del Lago Esperanza y con la nueva base del Portixol. Gracias a la creación de las infraestructuras tanto del Centro de Tecnificación en el Lago Esperanza de Alcudia, como la sede Náutica de la Federación en el Portixol, hemos pasado a ser una entidad totalmente independiente de los clubes náuticos, cosa que nos permite trabajar de manera imparcial, y como consecuencia más justa para todos, al no depender absolutamente de ninguna otra entidad. Otro de los avances a tener en cuenta en estos cuatro años ha sido la inclusión del SUP, STAND UP PADDEL dentro del piragüismo balear como otra de las modalidades del mismo, en esto debo decir hemos sido pioneros en España, ya que somos la única autonomía que lo ha incluido en sus ligas bajo la aprobación del Govern balear. Actualmente esta modalidad está dentro de la Federación Internacional de Piragüismo, pero no de la Nacional. Este acontecimiento ha venido dado por la demanda de los clubes baleares de SUP, los cuales tenían la necesidad de sentirse arropados por una entidad, ya que no existe en Baleares una Federación de Surf, por tanto se regían únicamente por la nacional, con lo cual se veían bastante desamparados, sin competiciones autonómicas para motivar a sus palistas. Fue ese el motivo por el cual nos pidieron solicitar la inclusión de esta modalidad al Govern balear.

¿Dónde está el piragüismo balear en el ámbito nacional?

A nivel deportivo, además de contar con nuestros dos medallistas olímpicos, Sete Benavides y Marcus Cooper, Baleares es una de las federaciones que más sigue creciendo en el Estado. Nuestra presencia y resultados nacionales e internacionales siguen mejorando. Algunos de los motivos a considerar son el aumento de participantes en los cursos de verano, que como consecuencia aumentan las licencias en competición. La cada vez mayor profesionalización de los técnicos en los clubes, el aumento de titulados de técnicos en los 3 niveles, monitor, básico y nacional. Y por ultimo la cantidad de competiciones autonómicas que llevamos a cabo cada temporada, en las 3 ligas, Promoción, Pista olímpica y Kayak de Mar, que ayuda a nuestros deportistas en su preparación, para llegar a las competiciones nacionales en estado óptimo. A nivel institucional hemos sido parte de la Junta Directiva de la RFEP hasta que hemos visto una deriva que no beneficiaba al piragüismo nacional ni al balear. De cara al nuevo ciclo, estamos co-liderando un grupo de federaciones autonómicas y clubes que buscan renovar la federación española en distintos ámbitos para mejorar la gestión, transparencia, sostenibilidad, integración, valores… Confío en conseguir trasladar esos valores a la nueva Junta Directiva de la Federación Española que aspiramos a liderar, para conseguir una mejora del piragüismo nacional que por supuesto contemple las necesidades de Baleares.