Portada ›› Turismo Náutico ›› El Parque Nacional Islas Atlánticas tramita entrar en la red europea de turismo sostenible para ganar proyección internacional

El Parque Nacional Islas Atlánticas tramita entrar en la red europea de turismo sostenible para ganar proyección internacional

El Parque Nacional de las Islas Atlánticas busca ampliar su proyección internacional de la mano de la Carta Europea de Turismo Sostenible, una red de la que forman parte 107 espacios naturales protegidos, 38 de ellos españoles.

La adhesión a esta red, reportaría a los archipiélagos un "distinto de calidad" que permitirá desarrollar nuevas oportunidades comerciales a las empresas turísticas. Para beneficiarse de este reconocimiento, las operadoras deben comprometerse a desarrollar su actividad "de forma que se garantice la protección de los valores naturales, culturales y sociales" del territorio, como obligan los principios de la citada Carta.

El pistoletazo de salida se inició ayer en Vigo durante la reunión de la Administración con los empresarios que operan en las Islas Atlánticas, y donde se esplicó los detalles de la iniciativa cuya tramitación finalizará en torno a 2016. Entre las ventajas que ofrece esta red, resalta "la posibilidad de generar nuevas clientelas, y la oferta fuera de temporada u orientada al descubrimiento de la naturaleza y el patrimonio cultural", asi como el asesoramiento para mejorar la calidad de la oferta empresarial y de sus productos turísticos.

Los pasos para llevar adelante sta iniciativa serán: Constitución de un grupo de trabajo al que le corresponderá preparar la candidatura. Diagnóstico del estado de conservación de las islas y su entorno en función del cumplimiento de los requisitos de la Carta.
Según la Administración de la Xunta se espera disponer de este documento en este primer trimestre de 2014, plazo que se marca también para la elaboración de una "Estrategia" a cinco años, además de un "Plan de Acción" donde los diferentes actores implicados "comprometen con presupuestos las acciones concretas a desarrollar".

La segunda fase requiere de la adhesión de las empresas turísticas a la Carta Europea. La operadora interesada elaborará un diagnóstico de su actividad, en aras de conocer el equilibrio entre lo que ofrece y lo que los visitantes esperan y al mismo tiempo exponer sus ideas sobre turismo sostenible y cómo ponerlo en práctica.

En esa proyección internacional que ganaría el Parque Nacional con la entrada en dicha red juega un papel muy importante los turoperadores, que entran a jugar en la tercera fase de la tramitación de la Carta, al involucrar a este colectivo, de manera que incorporen los principios del turismo sostenible en su producto y se comprometan a compatibilizar su oferta con los objetivos conservacionistas impulsados por la dirección del territorio.

Gestionada por la federación Europarc, la Carta Europea de Turismo Sostenible surgió de una de las recomendaciones de la Agenda 21, adoptada en el Cumbre de la Tierra celebrada en Río de Janeiro en 1992.