Portada ›› Piragüismo ›› Cristian Toro y Rodrigo Germade se bañan de oro en Serbia

Cristian Toro y Rodrigo Germade se bañan de oro en Serbia

Cristian Toro y Rodrigo Germade se bañan de oro en Serbia

El lucense Cristian Toro y el palista de O Morrazo Rodrigo Germade se proclamaron campeones de Europa en K4 500 junto al catalán Saúl Cravioto y el mallorquín Marcus Cooper. La tripulación española protagonizó una de las carreras más vibrantes e igualadas de este campeonato, la diferencia final respecto a su inmediato perseguidor fue de tan sólo 14 milésimas.

Los españoles, liderados por el campeón olímpico Saúl Cravioto, cubrieron la primera mitad de la prueba por detrás del barco alemán, estos cedieron toda su ventaja en la parte final del recorrido tras el empuje de España, cruzando la línea de meta con la incertidumbre de quien era el vencedor. Al final la foto finish dejaba como ganadora a la piragua española (00:01:18.559), Alemania segunda (00:01:18.573) y Hungría tercera (00:01:19.939).

PODIO-K4-500

 

Tan sólo 90 minutos después de lograr el oro Rodrigo Germade y Marcus Cooper se subían a su K2 para competir en la final de 500 metros y conseguir la medalla de plata con un tiempo de (00:01:27.630). La pareja española realizó una regata de menos a más, haciendo hincapié en el gran final con el que cuentan. Al paso de los primeros 250 metros el dúo español ocupaba la sexta posición, ambos mantuvieron la calma y realizaron un fuerte cambio de ritmo para recortar la ventaja que tenían sus rivales y así terminar en segunda posición por detrás de Hungría (00:01:27.500), mientras que en tercer lugar llegaba la pareja de Rusia (00:01:27.630).

 

A las 14:16 se daba la salida de la final de K2 200 en la que los campeones olímpicos Cristian Toro y Saúl Craviotto vencieron con autoridad. Fue en los metros finales en los que se forjó el triunfo de la pareja española que aguantó el gran arranque de la piragua de Serbia a la postre segunda clasificada mientras que Hungría era tercera. Toro y Craviotto para el crono en 31 segundos y 250 milésimas mientras que Nebojsa Grujic junto a Marko Novakovic de Serbia hacían 31 segundos y 388 milésimas, la pareja húngara de Mark BALASKA y Balazs BIRKAS terminaba con 31 segundos y 600 milésimas.

PODIO-K2-500

 

La cosecha de medallas gallegas pudo incrementarse pero la diosa fortuna quiso que tanto Teresa Portela como Adrián Sieiro se quedaran a las puertas del podio en las finales de K1 y C1 200 metros.

 

Portela llegaba a la final después de pasar de forma directa en las series de ayer, tras realizar una buena salida, en la mitad de la prueba estaba colocada en los primeros puestos luchando con sus rivales. Fue en el tramo final donde se le escapó la posibilidad de subirse al podio. Al final victoria para Marta Walczykiewicz 00:00:39.697 de Polonia, segundo puesto para Danuta Kozak de Hungría (00:00:40.023), tercera posición para Emma Jørgensen (00:00:40.199) de Dinamarca y cuarto puesto para Teresa (00:00:40.237)

 

Los contrincantes de Sieiro no le dieron opción de subirse al cajón del podio. Desde el inicio de la final, los deportistas de Georgia, Rusia y Bielorrusia encabezaron la prueba. Pese a que nunca se rindió el palista de Poio cruzaba la línea de meta a tan sólo 142 milésimas de la medalla de bronce.

 

La actuación gallega la completaba Antía Jácome con su presencia en la final de C2 500 metros junto a la vallisoletana Patricia Coco. La pareja española cruzaba la línea de llegada en novena posición. La juventud de Jácome es un valor a tener en cuenta de cara el futuro en esta modalidad, a sus 19 años ya suma su primera final en una gran cita internacional, en una modalidad que debutará en los JJOO de Tokio 2020. Además esta misma pareja competía en la final de C2 200 metros en la que consiguieron la sexta posición.

 

Tono Campos cerraba actuación gallega con su participación en la final de C1 500 metro. El palista de O Grove conseguía terminar en cuarta posición a seis segundos de la medalla de bronce del palista italiano Carlo Tachinni. El alemán Sebastian Brendel fue el vencedor.