Portada ›› Pesca y Ecología ›› Pesca continental. Salmónidos ›› Cataluña que de la mano de Iván Vergé y Jordi Oliveras vence en el Nacional de salmónidos mosca

Cataluña que de la mano de Iván Vergé y Jordi Oliveras vence en el Nacional de salmónidos mosca

Castilla y León, con hasta cuatro integrantes representando a la pesca provincial, repetía el buen bagaje de hace un año en el Nacional de salmónidos mosca que se celebraba en el Lago Llanillo. Lo hacía con la medalla de plata por equipos sólo superada por una intratable Cataluña que de la mano de Iván Vergé y Jordi Oliveras no daba opción.

n un torneo con tantos pesos pesados y la presencia de 72 candidatos a la gloria individual y por equipos, en el primero de los apartados y con la ausencia a última hora de Pablo Castro Pinos, campeón de 2018, por la enfermedad de un familiar, el mejor parado tras dos intensas jornadas era Luis Alfonso González Iban que acariciaba un lugar en el podio ocupando el quinto puesto final a un escaso margen del bronce que se colgaba el gallego David Arcay. También brillaba el bañezano que compite con licencia de Extremadura, Rubén Santos Becerro. Su meritoria actuación tenía como recompensa el octavo lugar en la clasificación, dentro de un top-10 de muchos quilates con campeones del mundo, Europa y de España entre los que también se encuentran Luis Alfonso y el propio Rubén.

La presencia leonesa a nivel individual en el campeonato la completaba el actual campeón del mundo de salmónidos mosca río, David García Ferreras, que lograba cerrar su presencia en El Llanillo en el puesto 36, alejado del podio y en cierta medida condicionado por una situación adversa en las condiciones de pesca que tuvo que vivir David, desde hace unos meses con licencia de competición por Asturias junto a Pablo Castro Pinos. Por lo que respecta a la clasificación por selecciones, los dos primeros puestos a nivel individual de Vergé y Oliveras elevaron a lo más alto de la clasificación a Cataluña justo por delante de Castilla y León en la que gran parte de sus bazas tenían acento leonés de la mano de Luis Alfonso González Iban, Aitor Fernández, Mario Marcos Hidalgo y Sergio Luna. David García Ferreras tenía el consuelo de que por selecciones su participación en el Nacional se traducía en la medalla de bronce mientras que Rubén Santos Becerro lo hacía en el séptimo con Extremadura. En cuanto al número de truchas, en la primera jornada se contabilizaban en el Nacional 613 mientras que en la segunda la cifra fue de 391 para alcanzar un total en los dos días de 1.004.