Portada ›› Náutica ›› El chárter náutico gana adeptos en España

El chárter náutico gana adeptos en España

El 60% de los navegantes elige Baleares, y en su mayoría prefieren los yates

El alquiler de embarcaciones de recreo para disfrutar de las vacaciones crece cada año en España, así el pasado año un total de 75.000 personas alquilaron algún tipo de embarcación en nuestro país, según datos de la compañía de seguros InterMundial. El sector del chárter naútico ha aumentado su actividad en los últimos tres años. Se trata de una opción turística muy importante dado el buen clima de España y la existencia de 18 estaciones náuticas.

Según un informe de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN) de las 1.480 embarcaciones matriculadas en el periodo enero-abril de este año, más de un 30% se destinan a chárter náutico, lo que evidencia la relevancia de este sector. Según otros datos del sector, aproximadamente el 70% de los usuarios navegan tres veces al año, mientras que el 23% sólo una vez. Además, se destaca que en su mayoría son hombres (72%).

La navegación de recreo se extiende por los casi 8.000 kilómetros de costa española, con Baleares, Cataluña y Comunidad Valenciana como destinos preferentes. Las estadísticas del sector indican que el 60% de los navegantes elige Baleares. El segundo lugar más solicitado es Cataluña (25%), por delante del 6,5% que prefiere la Comunidad Valenciana. Respecto al tipo de embarcación el 70% se decanta por yates, lanchas o barcos de pesca, mientras que los veleros son alquilados por el 30% de los navegantes. El precio del alquiler suele estar en torno a los 80 euros por día y persona aunque existen opciones para todos los presupuestos para realizar una navegación económica. Según un informe de Nautal, el porcentaje de los usuarios que alquilaron en España algún tipo de embarcación eran españoles (69%), alemanes (12,5%) y franceses (11%). Los motivos principales son, por este orden, disfrutar del tiempo libre, descubrir rincones exclusivos y probar nuevas experiencias. La mayoría prefiere navegar en grupo o familia; mientras que un porcentaje más reducido alquila las embarcaciones para viajar en pareja.